Querido diario, Vietnam hoy, en mi calle

“Y cuanto más los temía, más los odiaba”. “Los odiaba sin saber nada de ellos”. “Racionalicé matar pensando que había salvado varias vidas de los nuestros”. “Tiempo después me encontré con uno de sus pilotos. Le miré y pensé ¿cómo pudo lanzar bombas?”.

Último poemita sobre el olvido (por el momento)

Querido diario: ¿en quién estaría pensando Esopo?

Querido diario, un cadáver insignificante.

Querido diario, cuanto peor, mejor

Querido diario, la activista no piensa mirarse el ombligo.

Querido Diario. El Caballo de Troya

Querido diario. En la Feria del Libro

Querido diario, cada día tiene su afán.

Querido diario, la teoría de la mente

Querido diario, una película y cinco palabras sobre el olvido.

Querido diario, la activista en el barrio

Querido diario, ¡me han robado la cámara!

Querido diario, la mirada hacia otro lado

Querido diario, el viaje de Penélope.