Sobre  el lío de la izquierda dividida.

La herencia, el impuesto de sucesiones y otra vida.

“Nuestros abuelos”-dicen, ¡vaya mierda!