Querido diario, una de cloacas y alcantarillas.


(el fotógrafo)

No dejo de pensar en lo de las alcantarillas. Voy al trabajo (hoy me toca sesión de bodegones para un bar de copas) y no puedo evitar mirar a la gente que me cruzo pensando si fueron votantes del partido de las cloacas y si pueden seguir siéndolo… Para aguantarlo deben ser de la cofradía de mientras no me cierren mi chanchullo, vengan carros y carretas.

¡Asco de país! Y luego nos asombramos de que los jueces alemanes duden de la calidad del sistema carpetovetónico… hoy solo me apetece fotografiar suelos.

Deja un comentario