Panfleto sentimental y un poco desesperado.

Leo en la web del diario el plural.com que puede producirse un vuelco electoral que dé 70 escaños a VOX y el gobierno de España a la derecha más franquista que hemos tenido nunca.

Y empiezo a escuchar la sinfonía que componen los huesos de nuestras antepasadas y antepasados removiéndose en sus tumbas ante el desatino.

Los de mi madre que conoció el miedo a los paseos al amanecer en su tierra, a los falangistas en la casa de los señoritos donde servia, que se asustaba de la huelga general que le hicimos a Felipe porque me decía que no entendíamos que estos siempre pueden volver.

Los de los constitucionalistas, estos sí, liberales y progresistas del XIX que lucharon y murieron por que España se ilustrase y se sacudiera la monarquía absoluta.

Los de los y las regeneracionistas que pensaron que España podría salir del atraso, la miseria y el pesimismo impulsando la educación y la ética.

Los de las mujeres y los hombres del 27 cuando escuchan la propuesta de que el novio de la muerte sea el himno de España y se cante en las escuelas.

Los de Antonio Machado cuando ven que la España de cerrado y sacristía sigue mandando en las políticas y sigue robando patrimonio sin que el estado tenga coraje para mandarles a paseo.

Los de las maestras de la República que dejaron sus vidas educando a las criaturas en la cooperación, el amor a la Naturaleza, el gusto por la Belleza, la Libertad, cuando oyen los gritos de los neofascistas diciendo que tenemos que volver a hacer España grande como fue.

¿Cuándo fue grande España? ¡Pobre nación de naciones pequeñita y picarona! Con unos tercios de Flandes sucios y zarrapastrosos dejándose la vida por un emperador a quién la pobreza de sus súbditos simplemente le traía sin cuidado.

¿O con una dictadura cainita y asesina que sumió al país en la pobreza mientras recibía oro de Suiza a cambio de material para que los nazis fabricaran armas? ¿Cómo hemos olvidado que Franco hizo retroceder a España en economía, educación, cultura, tecnología,en todo, al menos 50 años?

En el comienzo de la Edad de Internet, no puedo perdonar a mis compatriotas que traicionen la verdadera gloria de España, la resistencia, votando franquista y gritando «¡vivan las cadenas!» una vez más. ¿Es que nunca va a llegar la modernidad a nuestro país?.

Voy a votar el domingo por mí y por todas esas personas que fueron para que nosotras seamos. Salud y República.

One Reply to “Panfleto sentimental y un poco desesperado.”

Deja un comentario