Querido Diario, los libros son memoria

(La verdulera)

Deja un comentario