¿Han dejado ya de gritar los corderos?