La humanidad como fracaso. Vivir para siempre (III).