La Izquierda Inversa

De momento, esta izquierda secesionista sólo podrá presumir de que sabe interpretar muy bien el mundo, pero no ha conseguido o no sabe transformarlo, ni siquiera acercarse a ese cambio imposible.

 

La Izquierda Inversa

 

De regresiones históricas:

 ‘La inversa’, el artículo de

«En el primer capítulo de la tercera temporada de la serie americana más antisistema que emiten las cadenas de pago, Mr. Robot, el joven hacker revolucionario Elliot, que sufre fobia social y que durante las anteriores temporadas se ha dedicado a sabotear a las multinacionales que manejan el mundo y sus sistemas de seguridad, desarrolla un monologo estremecedor mientras, arrepentido, regresa a su casa por las calles oscuras de un Nueva York sumido en el caos, la violencia y la miseria, por la crisis económica y energética que el mismo ha provocado».

«El movimiento secesionista catalán, constituido durante los últimos años en su actual radicalidad, es hoy en día el paradigma de cómo movimientos de contestación o revolución pueden obtener históricamente resultados contrarios a los que el propio movimiento persigue».

«Mientras que la izquierda se vacía de nuevos referentes para el futuro, porque la igualdad social declina frente a la libertad individual, el neoliberalismo se ha apoderado de todos los avances sociales que trajo el estado de bienestar. Y una izquierda vacía asiste como testigo mudo a la crónica de unos funerales demasiado largos, de un movimiento que no ha dejado de arrastrarse románticamente de derrota en derrota hasta ser fagocitado por sus enemigos. El capitalismo siempre ha devorado como agujero negro todo lo que se encontraba a su paso».

«Los historiadores contemporáneos nos recuerdan que los partidos políticos han estado guiados siempre por lo que resulta productivo para sus políticas del presente, excepto en algunos casos, cuando la política suponía entender el pasado para actuar racionalmente sobre él. Porque la historia estudia el pasado, no con la finalidad de repetirlo, sino con la de liberarnos del mismo».

Deja un comentario