Querido diario

El detective. De nuevo en casa.

Senderos de luz

Acabo de regresar de un viaje de trabajo que por razones diversas me ha dejado huella. Prueba de ello es que el pasado jueves, día de la poesía, me dió por escribir esto:

Invocar caminos de luz

Para no cegarse

Abrir rutas de agua

Para no ahogarse

Buscar senderos de viento

Para no apagarse

Mentirse mil veces al día

Para sobrevivir.


Deja un comentario