Hielo

Cae una gran nevada en Madrid y se ponen de manifiesto algunas cosas:

1. Que falta voluntad de arreglar los problemas de frío y muerte social de las vecinas de la Cañada , que le consentimos al gobierno regional que diga que un tema de aporofobia es un problema de delincuencia. Que no les contestamos que los delincuentes son ellos que no están vacunando, que no paran d darle dinero a sus amigos, dinero público, que han pasado de nosotras en esta nevada y que seguirán pasando porque son unos sinvergüenzas y unos filofascistas.

¡Ah! Que eso no se puede decir así. Que es demagogia. Que hacen lo que pueden. Que hay que ser políticos como Gabilondo y compañía, que, de vez en cuando, mueven el pie contra el suelo y dicen: “ Hay que ver cómo sois”.

2. Que las trabajadoras les importamos una mierda, que hace tiempo nos respetaban y ahora nos mean. Las médicas, enfermeras, auxiliares, limpiadoras, cocineras de los hospitales han doblado turnos. Las de Zara han dormido en el suelo porque no les dejaron irse a su casa a tiempo. Las de Carrefour tienen obligación de ir, aunque sea andando, si viven a menos de cinco km de la tienda. Mercadona abrió en pleno día de tormenta de nieve.

No oigo a los sindicatos cagarse en todo lo que se menea. Están también golpeando el suelo con el pie como Gabilondo. Y Nadia y Maria José duermen fenomenal tras haber conseguido que el SMI no suba nueve euros no vaya a ser que se hunda la economía.

3. Que las compañías energéticas han subido la luz en plena ola de frío y la ministra del ramo dice que no hay que exagerar, que se pueden asumir veinte euros de subida mensual. No debe de saber cuál es el SMI que sus colegas no quieren subir o el importe de las ayudas económicas tipo REMI o similares, o las pensiones no contributivas o las contributivas más humildes. Por no hablar de lo que se publicitó y no ha llegado. Tampoco sabe el precio de la comida, el alquiler, la propia energía, el transporte….vivir, no sabe lo que cuesta vivir

El gobierno más progresista de la Historia no es capaz de poner freno a la mafia energética. Dicen las malas lenguas que algo tienen que ver las puertas giratorias.

4. Que en los barrios se han activado las redes de apoyo y las vecinas están quitando nieve, echando sal, llevando comandas a quienes no pueden salir, proporcionando información, ayuda y consuelo. Hay alguien ahí fuera que tiene que asumir las soluciones ante la manifiesta incapacidad de las autoridades que se han visto desbordadas en el minuto 1 y no porque no supieran lo que iba a pasar sino porque su política es no hacer nada nunca.

La FRAV, las redes de apoyo, las entidades sociales se están viendo sometidas en el último año al acoso más rastrero por parte del ayuntamiento que ha cerrado locales y quitado subvenciones en línea con la exigencia de VOX de acabar con el tejido social.

Pero saben que, ahora mismo, ese tejido social está currando en los barrios para que las vecinas no estén solas. Como siempre: sólo el pueblo salva al pueblo.

El cinismo político, la lucha encarnizada de clases, la desidia y el gusto por el dinero de los medios de comunicación, la falta de previsión y la mediocridad de quienes toman las decisiones…. Todo ello es lo que convierte la nieve en hielo. Un hielo sobre el que resbalamos siempre las mismas y que se nos mete dentro y nos paraliza el corazón.

Deja un comentario