CINES DE BARRIO

EL CINE ROYAL DE LA PELICULA “LA ÚLTIMA SESIÓN”
EL CINE ROYAL DE LA PELICULA “LA ÚLTIMA SESIÓN”

Un amigo muy cercano usa el e-mail como lo que hubiera podido ser.  La a comunicación epistolar del tiempo de Internet. Es así en su caso, porque el correo electrónico representa la única ventana de contacto posible con él. No usa teléfono. Mucho menos whatsapp.
La Sala de la Filmoteca cada día y el email, son los medios de encuentro.
Hoy, en la bandeja de entrada recibo un correo suyo: “Una historia del cine (del tuyo)”
En el contenido un enlace a “El Dosde” Un micro relato de Felix Ayuso en recuerdo de un viejo cine de Malasaña.
Efectivamente el Dos de Mayo fue uno de los cines de mi infancia. Su cierre ya lejano y el de otros muchos, nos trae a quienes iniciamos esta afición con las películas de sesión continua, allá por los cincuenta, la nostalgia de otros tiempos. Aquellos en los que la oscuridad de las salas de barrio brindaba a espectadores de todo tipo, poder vivir otras vidas.
El “Dosde” como el “Royal” de “La última Sesión” (The last Picture show) cerró sus puertas dejando un viento de melancolía. “Era difícil no entristecerse cuando soplaba” dice Sonny en la secuencia final.
(Peter Bogdanovich)
“Cinco espectadores distantes solitarios… sus ojos tristes muy abiertos absorben espectros y quimeras, luces y sombras de otra vida más intensa, más hermosa”
(El fantasma del cine Roxy)
Y es que como en las novelas de Marsé, la vida en los cincuenta mejoraba en los cines. Cines de barrio, o de pueblo, en los que mi generación se refleja en su particular “Cinema Paradiso”
El mío particular son muchas salas, porque viví en dos barrios.
En la calle Ancha de San Bernardo, esquina a Palma, que entonces no se conocía como Malasaña sino de Las Maravillas. Y más tarde el de Los Austrias en el entorno de la Plaza Mayor.
Entre los dos barrios había casi cuarenta cines.
En el Madrid de después de la guerra un total de 254.
Casi todos, como el Royal de la última sesión, están hoy solo en el recuerdo.

Continuará…

Deja un comentario