El cine que viene del lejano Oriente (y 2)

A quienes piensen que las películas asiáticas son difíciles de digerir, casi de culto, no aptas para todo el mundo, les diré que yerran, que el cine es un espectáculo disfrutable por cualquiera independientemente de dónde nos llegue porque el hecho de que un film nos atraiga o no sólo depende de los gustos de cada cual y este criterio de selección es universal, lo aplicamos invariablemente con cualquier cinta sea del país y continente que fuere. Y a los que crean que son películas que únicamente versan sobre artes marciales a lo Bruce Lee o Jackie Chan o sobre samuráis y tradición milenaria, les diré que se equivocan, que el cine asiático, quitando la excepción obvia del wéstern, no sólo aborda todos los géneros cinematográficos sino que es capaz de mezclar varios y magistralmente en un mismo film, y no sólo trata todos los temas imaginables sino incluso aquellos que, posiblemente, ni en los más dulces sueños ni en la peores pesadillas llegamos a evocar.

No en vano y, al menos desde mi punto de vista, el más imaginativo, fantasioso y sorprendente cine de animación que se hace hoy en día –que no hay que confundir con el de anime basado en la adaptación de mangas (historietas) nipones o influenciados por éstos–  viene de Japón de la mano de directores como Hayao Miyazaki (El castillo ambulante, El viaje de Chihiro, por destacar mis 2 títulos preferidos, aunque su obra al completo es cautivadora), Hiromasa Yonebayashi (Arriety y el mundo de los diminutos: el detalle y realismo del dibujo son asombrosos), Isao Takahata (creador en los 70 de las famosas series televisivas Heidi y Marco y, más actualmente, de los largos El cuento de la princesa Kaguya – como pintado a acuarela, puro arte- y La tumba de las luciérnagas –de las cintas anti-bélicas más impactantes y duras que he visto nunca- ), Yoshifumi Kondo (Susurros del corazón) y Goro Miyazaki (La colina de las amapolas), todos ellos del mágico Studio Ghibli, y de otros como Mamoru Hosoda (El niño y la bestia, La chica que saltaba a través del tiempo, Los niños lobo:  es un cine muy tierno), Makoto Shinkai (El jardín de las palabras, 5 centímetros por segundo: todos filmes con una sensibilidad exquisita) e Hiroyuki Okiura (Una carta para Momo).

Para quienes no conozcan o apenas el cine del lejano Oriente, comenzar por algunas de las películas de animación mencionadas puede resultar una fácil, grata y maravillosa forma de introducirse en este apasionante mundo cinematográfico. Los más avezados o los más aventureros pueden además deleitarse con cualquiera de los títulos que he seleccionado y que se pueden consultar más abajo y entre los que hay para todos los gustos, de clásicos a contemporáneos, del drama a la comedia pasando por el thriller, la ciencia ficción, la acción y el terror. De todas las obras se puede localizar ficha, críticas, tráilers e imágenes en Filmaffinity

Empieza la función. ¡A disfrutar!

  • JAPÓN
Kenji Mizoguchi
Vida de Oharu, mujer galante (1952)

Yasuhiro Ozu
Cuentos de Tokio (1953)

Akira Kurosawa
Los siete samuráis (1954)
Dersu Uzala (El Cazador) (1975) 
[Oscar a la Mejor película de habla no inglesa]

Masaki Kobayashi
Harakiri (1962)

Shôhei Imamura
La balada de Narayama (1983)

Nagisa Oshima
Feliz Navidad, Mr. Lawrence (1983)
La ceremonia (1971)
El muchacho (1969)

Hideo Nakata
Ringu (El Círculo) (1988) 
[En 2002 en EE.UU fue llevado un remake 
excelente a la pantalla por Gore Verbinski 
bajo el título The Ring]

Masayuki Suo
Shall we dance? (1996) 
[En 2004 en EE.UU. se hizo un remake pésimo 
dirigido por Peter Chelsom, nada que ver con la 
sensibilidad que destila la cinta nipona]

Takashi Miike
The bird people in China (1998)

Yôyi Yamada
El ocaso del samurái (2002)

Takesi Kitano
Zatoichi (2003)
Hana-Bi: Flores de fuego (1997)

Yohiro Takita
Despedidas (2008) 
[Oscar a la mejor película de habla no inglesa]

Hirozaku Koreeda
Still Walking (2008)
Nadie sabe (2004)

Tetsuya Nakasima
Confessions (2010)
Conociendo a Matsuko (2006)

Kaneto Shindô
Postcard (2011)
Onibaba (1964)
  • COREA DEL SUR
Lee  Jeong-hyang
Sang Woo y su abuela (2002)

Bong Joon-ho
Memories of Murder (2003)

Kim Ki-duk
Hierro 3 (2004)
Primavera, verano, otoñó, invierno…y primavera (2003)

Kang Je-Gyu
Lazos de guerra (2004)

Kim Jee-woon
A Bittersweet life (2005)

Lee Hey-jun
Castaway on the moon (2009)

Lee Jeong-beom
El hombre sin pasado (2010)

Choi Dong-Hoon
El gran golpe (The Thieves) (2012)

Park Hoon-Jung
The Tiger (2015)

Park Chan-wook
La doncella (2016)
Oldboy (2003)

Na Hong-jin
El extraño (2016)
  • CHINA
Chen Kaige
Adiós a mi concubina (1993)

Wu Tianming
El rey de las máscaras (1996)

Wayne Wang 
La caja china (1997)
El Club de la buena estrella (1993)
Cómete una taza de té (1989)
[Realiza sus films en EE.UU. pero su hacer 
cinematográfico está imbuido de la cultura china]

Zhang Yang
La ducha (1999)

Yim Ho
Pabellón de mujeres (2000)

Dai Sijie
Balzac y la joven costurera china (2002)

Xu Jinglei
Carta de una mujer desconocida (2004)

Zhang Yimou
La casa de las dagas voladoras (2004)
El camino a casa (1999)
La linterna roja (1991)

Ronny Yu
Sin miedo (Fearless) (2006)

Lu Chuan
Ciudad de vida y muerte (2009)
La patrulla de la montaña (2004)

John Woo
Ancantilado Rojo (2009)

  • HONG KONG 
Lau Wai-Keung
Infernal Affairs (Juego sucio) (2002) 
[Martin Scorsese dirigió Infiltrados en 2006,
remake que le valió 4 Oscars, incluyendo mejor 
película y director. Lo cierto es que Scorsese 
ha dirigido magníficas películas que bien podrían 
haberle hecho merecedor de la estatuilla dorada, 
pero no es el caso de Infiltrados, un pésimo remake
de la cinta asiática, la cual es soberbia].

Wong Kar-Wai
2046 (2004)
Deseando amar (2000)

Wilson Yip
Ip Man (2008)

Ann Hui
Una vida sencilla (2011)

Alan Yuen
Firestorm (Fuego cruzado) (2013)

  • TAIWAN
Ang Lee
Tigre y dragón (2000) 
[4 Oscars, entre ellos a la Mejor película 
de habla no inglesa]
Comer, beber, amar (1994)
El banquete de boda (1993)

[Combina la producción en Taiwan con EE.UU. 
–caso de La vida de Pi, Brokeback Mountain 
y Sentido y Sensibilidad-]

One Reply to “El cine que viene del lejano Oriente (y 2)”

Deja un comentario