Benditos errores.

No descubro nada nuevo al afirmar  que una de las formas de aprender es el “ensayo y error”. Sin errores no sabríamos coger un tenedor ni tampoco hablar. Ni siquiera sabríamos  pensar de un modo coherente. Otra forma de aprendizaje es la imitación. Pero ambas afirmaciones son  una obviedad a estas alturas. Paradójicamente, si echamos […]