2 comentarios sobre “Querido diario, te confío mis poemas de la memoria.

    1. La persona a la que amo no me define, En todo caso, me define cómo la amo. Pero sí, amar como te viene en gana y expresarlo como te viene en gana a veces parece convertirse en un privilegio masculino. No deberíamos dejar que eso pase.
      Este poema, no obstante, habla también de la memoria como parte definitoria del yo. La memoria de a quién hemos amado, de a quién amamos… la memoria de quién somos y cómo somos. En definitiva, la memoria del yo. Sin memoria, no somos. De ahí la tragedia del Alzheimer.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *